Aquí Se Habla Derecho ®

La historia de la letra de cambio comienza, como la de la mayor parte de las instituciones de Derecho Mercantil, en la Italia medieval.  Su origen, según algunos, se encuentra en Florencia.

            Un comerciante florentino quiso hacer un pago en Venecia.  Entonces se presentó ante un campsor, el titular de una casa de cambio, y convino con él en entregarle una determinada suma de moneda florentina; el campsor le dio un documento, en un primer momento, en forma notarial, en que acusaba recibo de esta suma en moneda florentina y prometió pagar por intermedio de un comerciante veneciano, la suma correspondiente en moneda veneciana en Venecia, a la persona con la cual había contratado en Florencia, o a otra persona, en particular, a un acreedor de aquélla.

La  dificultad que encuentran los alumnos para el estudio de la letra de cambio, términos como librador, librado son hasta ese momento…

Ver la entrada original 1.918 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .